Sugerencia para Arcadia

Por: Juan Luis Rodriguez

En: crítica - debates - edilicia -

Agosto 4 – 2010

Comento dos afirmaciones del artículo de Arcadia Los premios de la bienal. Arquitectura de la ciudad. Andrés Ramírez pasa revista a los premios entregados en la XXI Bienal Colombiana de Arquitectura.

1. “Qué bueno que ya estemos superando los discursos de estilo y de la búsqueda de identidad (por ejemplo, que una obra colombiana debe ser en ladrillo, y que todo aquel que proponga algo diferente se le acuse de plagio).”

Si alguien se atreve a publicar en una revista de circulación nacional la afirmación que una obra debe ser en ladrillo para que sea “colombiana”; y si se atreve, además, a sugerir que a quien proponga algo diferente se le acusa de plagio, debería por lo menos cuidarse de presentar su temeridad como un hecho cumplido.
El tema del plagio en arquitectura al que alude esta sentencia se refiere a la opinión del arquitecto Guillermo Fischer, según la cual hay edificios que se presentan como originales, pero que son en realidad una reedición de la vanguardia europea.
La imputación puede ser verdadera o falsa, y para ponerse a favor o en contra habría argumentos de sobra de lado y lado. Sin embargo, a nadie se le ha acusado de plagio por no hacer edificios en ladrillo; como a nadie lo eximiría de un eventual plagio, el hacer cosas “diferentes”.

2. “Es un premio a un modelo de ciudad que entiende la arquitectura como un camino para reducir la enorme desigualdad que reina en las calles.”

La ingenuidad no se detiene. Por enésima vez, desde que se premió la Biblioteca España en la Bienal Iberoamericana por su capacidad para reducir la pobreza y combatir el narcotráfico -además de su reconocida y meritoria potencia icónica- reaparece la condescendiente idea, convertida en virtud arquitectónica. Según ésta, la desigualdad no se reduce mediante política, sociología y economía, sino a través de la revolucionaria arquitectura contemporánea. Un estribillo que pretende convertir en verdad una falacia mediante la cual la nueva arquitectura sería buena porque es nueva y porque establece nuevos paradigmas, mientras la otra, la que no es “diferente”, es mala porque responde a viejos dogmas.
_____________

Ligerezas de este tipo caen mal en medio de un ambiente contaminado por hechos como la reciente condena por plagio a Luz Mery Giraldo, una profesora experta en literatura, estigmatizada como tramposa por cuenta de la opinión de una estudiante confundida, quien también tomó a la ligera el tema de la proveniencia de las ideas y de cómo éstas se reconocen y discuten públicamente.

Como enunciados críticos, formulaciones como éstas equivalen, en mi opinión, a asegurar que mis tenis son mejores que los suyos porque son Adidas. Aun tratándose de una opinión firmada por un columnista, si Arcadia como institución cultural quisiera contribuir a la irresuelta discusión sobre el plagio, y de paso promover la arquitectura contemporánea, ojalá lo hiciera de manera sobria y analítica; dos adjetivos de los que carece por completo este florido exordio dedicado a la obra ganadora en la categoría de Proyecto arquitectónico en la recientemente juzgada Bienal colombiana de arquitectura.

Juan Luis Rodríguez

________________

Germán Téllez se refiere de otro modo al mismo problema de la pobreza crítica en la entrada:

http://torredebabel.info/blog.php/?cat=18

Comparte este artículo: